miércoles, 14 de septiembre de 2011

LA MORALEJA: DE COTO DE CAZA REAL A URBANIZACIÓN RESIDENCIAL DE MADRID





La Moraleja vista desde el aire (la Plaza de la Moraleja)

 


El  Rey Carlos III en cuyo reinado la denomina como "Dehesa de La Moraleja" y pertenece como patrimonio real al 
Real Sitio de El Pardo.



En Monarquía Española voy a hablar sobre La Moraleja, una conocida zona residencial elitista situada en el municipio de Alcobendas, a escasos kilometros de Madrid, cuya interesante historia comienza con el reinado de Carlos III y acaba en la consolidación de la urbanización como una de las de mayor exclusividad de España.

La Finca de La Moraleja, aparece descrita como un bosquecillo extendido cerca de Madrid, cuyos límites eran los pueblos de Alcobendas, Hortaleza, Canillas y San Sebastián de los Reyes, cedida por el emperador Carlos V, al Marqués de Gibraleón y que en 1730 pertenece a su sucesor, que asume la propiedad  D. Juan Manuel Diego López de Zúñiga Sotomayor y Guzmán, XI Duque de Béjar , hasta que pasa a ser propiedad real en 1778 por la cantidad de 1.358.160 reales, formando parte de los aledaños de El Real Sitio de El Pardo, que formaban parte del patrimonio de la Corona Española desde tiempos del Rey  Enrique III  de Castilla "el Doliente" cuando en 1405 ordena construir una Quinta de Caza en el Monte de El Pardo. El Rey Carlos III, lo incluye entre sus cuarteles denominandola "Dehesa de La Moraleja", con el proposito de ser una dehesa de labor y pasto con fines arrendatarios y coto real de caza destinado al recreo de S.M el Rey, rodeado de pinos y vegetación en una extensión de 437,9 hectáreas entre lo conocido como monte, palacio y otras edificaciones por lo que al final del siglo XVIII, El Real Sitio de El Pardo ejerce la jurisdicción desde Colmenar Viejo a Madrid y desde Alcobendas a Torrelodones, abarcando una gran parte de la provincia de Madrid.

A partir del Sexenio Revolucionario (1868-1874), época que abarca desde la caída de Isabel II, la primera República Española y el pronunciamiento militar del General Martínez Campos, que supone la restauración borbónica en la figura del Rey Alfonso XII, la desamortización de los bienes de la Corona trajo consigo la desmembración en parte de la antigua posesión de El Pardo, por lo que La Moraleja  fue vendida en 1870 apareciendo en el Boletín Oficial de Venta de Bienes Nacionales, un señor llamado A. Urzaiz, cuyos miembros siempre mantuvieron la propiedad de la finca.

A principios del siglo XX La Moraleja, era una finca privada propiedad de D. José Luis de Ussía y Cubas, Conde de los Gaitanes, por concesión de Su Majestad el Rey Alfonso XIII, banquero y empresario destacado de la sociedad española, creador de la Minero Siderúrgica de Ponferrada, que fue la mayor compañía carbonera del país, Franco solía ir de cacería en su finca y inicia la reordenación parcelaria de la inmensa parcela, la  familia cuenta con dos importantes paseos en la urbanización: Conde de los Gaitanes y Marquesa viuda de Aldama. (en referencia a su madre)

En los años 60, el Conde de los Gaitanes vende al completo  los terrenos de La Moraleja a la empresa inmobiliaria NIESA (Nueva Inmobiliaria Española S.A), propiedad del empresario Antonio Garcia Fernández, quien realiza el proyecto de urbanización residencial de lujo y crea una zona comercial de moda y restauración en la llamada Plaza de La Moraleja.

Actualmente es una de las zonas con más colegios privados de toda España, muchas personalidades del panorama social, cultural, deportivo, económico o político nacional e internacional viven o han vivido en esta zona residencial de la capital, como en el caso de David Beckham, ex-capitán de la selección de fútbol de Inglaterra , durante su etapa de jugador en el Real Madrid, Carmen Cervera, coleccionista de arte famosa por el Museo Thyssen-Bornemisza, la cantante Rocio JuradoRafael Leónidas Trujillo, hijo del dictador dominicano, el presidente José María Aznar durante una temporada, el cantante de opera Plácido Domingo reconocido en todo el mundo o S.A.R D. Juan de Borbón y Battenberg, Conde de Barcelona, con la princesa Mª de las Mercedes, padres del Rey Juan Carlos I, entre otros muchos.         









1 comentario:

  1. Me ha gustado mucho este relato. Recuerdo que hace unos años trabajé en una empresa de transportes y tenía que entrar en una parte de la Moraleja que llamaban Royal Oaks y que ahora se llama El Encinar de los Reyes. Por aquél entonces era un lugar exclusivo para que viviesen militares americanos de la base y parecía un trocito de una película americana con su autobús amarillo escolar y todo. Hoy en la Moraleja también hay algunas de las residencias geriátricas de Alcobendas con más lujos y servicios.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.